miércoles, 7 de octubre de 2009

Tibet, el Joc de Rol

La pequeña y valiente editorial catalana Maqui Edicions publicó recientemente su traducción al catalán de Tíbet, el Juego de Rol. Es bastante insólito que una editorial publique un juego en catalán y es aún más insólito que lo publique antes incluso que en castellano (ignoro si han recibido algún tipo de subvención de la Generalitat, pero sería lo suyo) así que me he dicho "pues vamos a reseñarlo".

Tíbet es un juego ambientado, obviamente, en dicho país del Asia Central, actualmente región autónoma de la República Popular China. Precisamente gran parte del trasfondo del juego gira en torno a la invasión del país por parte de China entre 1950 y 1959.

Tíbet es un gran país, con multitud de pueblos y costumbres distintas. En la época del juego la mayor parte del país es de religión budista y obedece a un joven Dalai Lama, líder de la secta del Gorro Amarillo, el gobierno tradicional del Tíbet. A pesar de ello las costumbres de la antigua religión Bön siguen vivas en algunas gentes y los hechiceros de ambas religiones se enfrentan a menudo, tanto entre ellos como contra los espíritus que se encuentran atrapados en un ciclo de encarnación negativo. Sí, claro que la magia existe, qué creías, esto es el Tíbet tradicional, religioso y plagado de supersticiones... y no precisamente absurdas.

El juego, a modo de "Aquelarre" centro-asiático, aboga por una ambientación a medio camino entre la pura realidad histórica y las tradiciones mágicas y supersticiosas del folclore local. Los modernos soldados del ejército chino se mezclan con coléricos espíritus, voraces Rakshasas, Devas de la tradición Budista, muertos vivientes y poderosos hechiceros... así como con benévolos monjes con capacidades extrañas.

Una de las dificultades más grandes que a mí se me planteaban a la hora de preparar una partida para Tibet o incluso para jugarla es el enorme desconocimiento que tenemos, por norma general, de ese "extraño" país. Más allá de los reportajes de alpinistas y de lo que sale en "Siete años en el Tíbet", ¿qué sabemos? Por suerte los creadores del juego tuvieron eso bien en cuenta e incluyeron en el libro un extenso capítulo de ambientación con información extensa y adecuada a las necesidades del juego acerca de todos los aspectos de la cultura, la geografía y la tradición tibetana.

Así en el libro se detalla la historia del país, sus mitos y leyendas, su organización social y política, sus costumbres, sus tradiciones religiosas e incluso se detallan los sistemas de creencias en los que se basan. Te da, en esencia, todo lo que necesitas para ser capaz de imaginar el emplazamiento de tus partidas y recrearlo en las mentes de tus jugadores.

Además incluye dos aventuras de ejemplo así como multitud de consejos acerca de cómo preparar y arbitrar distintos tipos y estilos de aventuras (misiones militares, aventuras políticas, aventuras ceremoniales, peligros del viaje, aventuras místicas... ).

El sistema de juego en sí es sencillo sin ser excesivamente simplista. Se basa en ATR + Habilidad + 1d20 contra una dificultad dada. Hay un buen número de Atributos y de Habilidades (incluyendo habilidades místicas) lo cual permite un buen elenco de acciones y de tipos de personaje.

La magia no se complica en exceso y se basa en unas cuantas acciones generales que pueden lograrse con tiradas sencillas del ATR que toque más la habilidad correspondiente (Adivinación, Exorcismo, Hechicería o Tantra) y una dificultad determinada en función del efecto concreto que se busque. La magia de la que hablamos es siempre de tipo ritual popular (imaginaos al típico hechicero anciano, sucio y desdentado de la montaña escupiendo en un bol de madera en el que ha vertido sangre de perro y unos cabellos humanos), algunos de los efectos que pueden lograrse con esta magia serían: ver lugares lejanos a través de espejos, leer presagios, escudar contra demonios, exorcitar por fuego, animar dagas para que ataquen solas, maldecir, crear objetos con mal karma para que causen daño, crear cosas de pura energía mental mediante meditación, hacerse invisible, etc.

Otra cosa muy interesante del juego es la forma en que trata el concepto del Karma. Obviamente en una ambientación tan cargada de tradición Budista como la de este juego no podía faltar el concepto del Karma. El Karma, dicho rápido y mal, es una energía que se acumula de forma positiva o negativa en función de las consecuencias de los actos que realice un ser a lo largo de sus encarnaciones. Y lo he dicho bien, en función de las consecuencias de sus actos, no de los actos en sí, y menos de las intenciones. El Karma no es un sistema de moral en absoluto. Si un hombre muy malo mata al primer tio que encuentra por la calle y resulta que dicho hombre era aún peor que él e iba a matar a miles de personas, nuestro malo ganará algo de mal karma por haber matado a alguien pero al mismo tiempo ganará toneladas de buen karma por haber salvado miles de vidas... no importa que fuese sin querer.

El Karma es uno de los Atributos del juego y va variando en función de las acciones del personaje (hay reglas de recompensas o castigos de karma). Los personajes con karma muy alto (ya sea positivo o negativo) pueden afectar a su entorno ya sea mediante emanaciones (modificadores positivos o negativos) o incluso mediante milagros de karma. Hay incluso reglas para buscar y alcanzar la iluminación mediante el uso del karma y la liberación de las propias fijaciones.

El libro en sí en sencillito pero cuidado. Publicado en formato A4 tiene 222 páginas en blanco y negro pero con una maquetación cuidada, clara y muy acorde con la ambientación. Tiene múltiples ilustraciones y numerosas fotografías del Tíbet de la época, la portada tiene una buena ilustración a color y es, eso sí, de tapa blanda.

Éste es en mi opinión un juego original, sorprendente y cuidado. Se nota que, tanto el juego original como la traducción, están tratados con mimo. El sistema es sencillo pero adecuado para resolver las situaciones que pueden darse. La mayor dificultad que presenta el juego es el desconocimiento que tenemos de su ambientación concreta pero el libro lo solventa magistralmente con una gran cantidad de datos trasfondísticos sin llegar a hacerse pesado.

Cuando yo empecé a leerlo pensaba: "Está muy bien, es interesante, pero será uno de esos juegos que no inspiran ganas de jugarlos, la ambientación es demasiado... exótica". Me equivoqué. El libro está lleno de ideas de aventuras, leyendas inspiradoras y consejos para usar la ambientación. Desde rebeldes nómadas que luchan una guerra de guerrillas contra los chinos hasta un grupo de monjes en busca de la mítica Shambhala para ocultar los libros sagrados del invasor, las posibilidades de aventura son casi infinitas.

Tíbet es un país grande, extraño y misterioso. Adéntrate en él si quieres vivir aventuras en tiempos convulsos.


Selenio.

10 comentarios:

Yachi dijo...

Esa dificultad es la misma que tienen los juegos historicos de todo tipo, como Sengoku, o el propio Aquelarre. Algunos no suenan mas por ser propios y otros están muy machacados y mitificados por el cine de los setenta (si hasta Lee Van Cliff ha sido ninja...)

Y bueno, estando en catalán para mi es inaccesible, pero ya veré de buscarlo en ingles o algo a ver que me dice al leerlo.

Selenio dijo...

Hola Yachi, gracias por tu comentario.

Quizá no lo he aclarado del todo en la reseña, pero Maqui lo publicará también en castellano en cuanto termine la traducción. No tienes más que esperar un poco para poder hacerte con él.

Selenio.

Anónimo dijo...

Marc:

Hmmmmm... reglas de karma dices? El juego ya me resultaba curioso cuando me hablaron de él por primera vez pero ahora...

Y así, niños, es como a la interminable lista de cosas por hacer de Marc se le añadió otro juego de rol ;)

Selenio dijo...

Hola Marc, gracias por el comentario.

Pues si tienes curiosidad por él, tengo entendido que los de Maqui Edicions harán demostraciones en las jornadas.

Selenio.

Anónimo dijo...

Marc:

Si... pero seguramente yo tendré cosas que hacer al mismo tiempo :P

Quim dijo...

Hola,

Gracias Selenio por tu reseña.

@Yachi: Tal como comenta Selenio, efectivamente, estamos trabajando ya en la revisión de la traducción (se está haciendo eterna, sobretodo por mi culpa), pero en poco tiempo lo tendremos en castellano.

@Marc: Las reglas de karma, probablemente sea una de las mejores aportaciones del juego tanto a nivel mecánico como de interpretación.

Si quieres puedes echar un vistazo a nuestro blog para seguir el calendario de partidas de demostración:
http://maqui-ed.com/bloc/?p=16

De nuevo muchas gracias por vuestro apoyo! :D

Selenio dijo...

Hola Quim,

Muy amable por dejarte caer por aquí y dejarnos un comentario. Fue muy interesante conocerte ayer a pesar de que la conversación tuvo que ser breve. Yo quedo encantado con vuestro proyecto y a la espera de vuestros próximos trabajos.

Un saludo.

Selenio.

keko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Selenio dijo...

Keko, te respondí ya al primer comentario que pusiste en la entrada anterior. Si quieres puedes leerlo aquí: http://bureaunoir.blogspot.com/2009/08/champions-online.html

Gracias por el interés.

Selenio.

TheDuelist dijo...

Saludos,

Siempre es buena cualquier nueva iniciativa editorial en el mundillo de los juegos de rol y este juego apunta buenas maneras.

En cuanto salga en castellano me haré con una copia. Enhorabuena a Maqui Ediciones y a ti Sele por una excelente reseña, como siempre.

Un saludo,

TheDuelist.